Probióticos prebióticos y microbiota, todo lo que debes saber para cuidar tu microbiota

Microbiota

El estilo de vida es, entre otros, el responsable del aumento de ciertas enfermedades, sobre todo de las causadas por microorganismos. La falta de actividad física, el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono refinados y grasas, y el escaso aporte de fibra en la dieta son la base de muchas enfermedades actuales. Leer enemigos de la microbiota.

La dieta consumida hace un millón de años por nuestros ancestros contenía un 50% menos de proteínas, un 75% menos de grasas saturadas y un 90% menos de sodio. El hombre del Paleolítico consumía entre 4 y 10 veces más fruta y fibra que el actual, lo que le aportaba 10 veces más vitaminas y antioxidantes. Pero la más llamativa diferencia con nuestros antecesores es que en su dieta ingerían diariamente (5) más de 109 bacterias beneficiosas para la salud, entre otras, distintas especies de Lactobacillus.

Este aporte de microorganismos beneficiosos para la salud era debido a que estos alimentos, sobre todo vegetales, eran almacenados durante mucho tiempo produciéndose fermentaciones, entre ellas la láctica. Algunos de estos alimentos se siguen consumiendo en la actualidad como el ogi en África, el kenkey  en Ghana y el pozol Méjico. El consumo de alimentos vegetales fermentados en los países desarrollados está de capa caída, tan sólo en algunos países como Japón se consumen chucrut, miso y salsa de soja, entre otros. En cambio, el consumo de productos lácteos fermentados está aumentando, siendo los países del Este de Europa los mayores consumidores (6).

 

¿Que es la microbiota?

La microbiota son los microorganismos que conviven con nosotros (2). Tenemos microbiota en la piel, la boca, garganta, intestinos, estómago, vagina y pene. La microbiota intestinal media los mecanismos homeostáticos del cuerpo, esto hace que tengamos un metabolismo más fuerte, mayor resistencia a las infecciones y procesos inflamatorios, previene de problemas autoinmunes y juega un papel muy importante en el eje del cerebro y el intestino.

Staphylococcus epidermis

La microbiota juegan un papel muy determinante en el metabolismo de algunos nutrientes como por ejemplo los carbohidratos, alguna grasas como las de cadena corta tan importantes para la salud del colon, procesan los gases intestinales, intervienen en el procesado de proteínas, ácidos biliares, absorben y secretan vitaminas (3).

 

Algunos ejemplos de estos microorganismos son:

  • La Cepa RC14 de Lactobacillus reuteri:  Produce un biosurfactante que reduce la capacidad de adhesión a la mucosa intestinal de Clostridium difficile, patógeno oportunista intestinal (7).
  • La Cepa CRL-431 de Lactobacillus casei: Tiene la capacidad de eliminar microorganismos patógenos del intestino, como cepas enterotoxigénicas de E. coli, Lysteria monocitogenes, Shigella sunnei y Salmonella typhimurium (8).

 

Estos grupos de microorganismos no son estables durante toda nuestra vida sinó que va cambiando la composición desde que somos bebés hasta que nos hacemos mayores. La microbiota intestinal ejerce un papel importante en el efecto barrera de la mucosa intestinal frente a infecciones. Sus mecanismos de acción son muy variados: modificar los niveles de adhesión celular, producir sustancias antimicrobianas o la estimulación de órganos linfoides asociados al tracto intestinal. El resultado es una estimulación del efecto barrera que puede prevenir la invasión de patógenos.

 

Zona Microbiota
Piel Staphylococcus epidermidis
Boca Bacterias, protozoos y levaduras
Esófago No existe colonización permanente
Estómago Lactobacilos
Intestino delgado Lactobacilos escasos
Intestino grueso Bacterias, arqueas, hongos (levaduras) y protozoos.  Firmicutes, Bacteroidetes y Actinobacterias.

 

¿Cómo conseguimos esta microbiota?

A través del conducto del nacimiento, es decir, cuando nacemos y pasamos por la vagina de la madre obtenemos nuestros primeros microorganismos de la microbiota vaginal y la propia de la zona perineal, es por eso que es tan importante el nacimiento vaginal, porque aportará al recién nacido sus primeros microorganismos en la piel que lo protegerán de muchas enfermedades en el futuro. Esta colonización se ve favorecida por el pH gástrico relativamente elevado y la secreción atenuada de bilis, típicas de los recién nacidos (3).

La leche materna es otro de los elementos clave en la protección del sistema inmune del ser humano pues la leche materna rica en prebioticos y probioticos. La leche promoverá el establecimiento de los lactobacilos, porque metabolizan la lactosa muy eficazmente, y de bifidobacterias, debido a que en la leche humana se encuentra una serie de oligosacáridos complejos que dichas bacterias utilizan muy bien. Dichos oligosacáridos no se encuentran en la leche de otros mamíferos y no son asimilables por nosotros, por lo que parece que su función sería precisamente favorecer el establecimiento de las bifidobacterias en nuestro intestino (4).

Los dos primeros años del bebé son básicos para la salud futura, tanto emocional como física. Nuestro actos como padres determinarán cómo se construye el sistema interno del bebé, su intestino y cómo procesa su cerebro inmaduro las conexiones nerviosas que llegan del intestino y del resto de los órganos que también está inmaduro, por eso hay que llevar cuidado con según qué costumbres diarias.

 

“La afección que hace que se desequilibre la microbiota se llama disbiosis”

 

Por ejemplo, si hay un exceso de higiene y desposeemos al niño de su microbiota natural porque lo bañamos cada dos días con detergentes agresivos, se produce una afectación que a la larga no se sabe en que puede derivar en psoriasis, dermatitis atópica, acné… éstas son enfermedades que en las tribus indígenas no existen porque ni se duchan cada día ni usan detergentes agresivos para la piel.

Con la alimentación pasa lo mismo, hay mucha diferencia entre los niños que han crecido tomando pecho o tomando biberón. Hay mayor riesgo de sufrir enfermedades como por ejemplo la obesidad en niños que no han tomado leche materna o en niños que viven en ciudades que en niños que viven en el campo y están en contacto con los microbios, la flora y la fauna.

 

Probióticos y prebióticos

Probioticos y prebioticos

Todos nos preguntamos cuál es la diferencia entre probióticos y prebióticos pues a simple vista parecen la misma cosa pero no lo son. Los alimentos probióticos son esenciales para la salud intestinal y el bienestar general, los prebióticos ayudan a “alimentar” a los probióticos. Al combinarlos, podemos conseguir un resultado óptimo.

El intestino contiene gran cantidad de gérmenes, localizados fundamentalmente en el colon, y comprenden cientos de especies. Las estimaciones sugieren que hay más de 40 trillones de células bacterianas alojadas en el colon de un ser humano adulto (incluyendo una pequeña proporción de arqueas – menos de 1%). También se encuentran hongos y protistas, que contribuyen poco en términos del número de las células, mientras que los virus/fagos pueden exceder en número a las células bacterianas. En conjunto, los microbios del intestino agregan en promedio 600.000 genes a cada ser humano.

Las funciones tanto de probióticos como de prebióticos están entretejidas con los microbios que colonizan al ser humano. Los prebióticos sirven como fuente de alimento para los miembros beneficiosos de la comunidad de gérmenes comensales, promoviendo así la salud. La interacción entre los probióticos y las células anfitrionas, o los probióticos y los microbios residentes, ofrece un medio clave para influir en la salud del huésped.

 

Probióticos ¿Qué son los probióticos?

Probióticos

Probiótico es un microorganismo con unas características muy concretas, recubren tu tracto digestivo y apoyan la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes y combatir las infecciones (1). También se les llama “bacterias amigas” o “buenas bacterias”. Cuando los tomamos son capaces de atravesar nuestro estómago vivos, llegar al intestino e implantarse y desarrollar actividades positivas para nosotros como por ejemplo:

  • Mejorar la composición de nuestra microbiota intestinal.
  • Mejorar nuestras digestiones.
  • Potenciar nuestra inmunidad mediante la secreción estimulante de IgA y células T reguladoras (11).
  • Producir vitamina B12  butirato y vitamina K2 (10).
  • Crear enzimas que destruyen bacterias dañinas (11).

Leer más…

 

Prebióticos ¿Qué son los prebióticos?

Prebióticos

Los prebióticos no son organismos vivos sino un tipo de fibra no digerible que tiene efectos beneficiosos sobre la salud al estimular el crecimiento de una clase específica de bacterias del colon. Como muchos otros alimentos ricos en fibra, los alimentos prebióticos pasan por  pasan por la parte superior del tracto gastrointestinal y permanecen sin digerir , ya que el sistema digestivo no los puede romper por completo. Una vez que pasan a través del intestino delgado, llegan al colon, donde son fermentados por la microflora intestinal.

Leer más…

 

Gluten

11 ENEMIGOS DE LA MICROBIOTA

Perjudican a la microbiota los alimentos muy procesados ya que se le quita la riqueza al alimento y se queda con compuestos aislados, los azúcares, carbohidratos puros, grasas de compuestos vegetales.

Probióticos

PROBIÓTICOS

Probiótico es un microorganismo con unas características muy concretas, recubren tu tracto digestivo y apoyan la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes y combatir las infecciones.

Bacterias lácticas, alimentos probióticos

ALIMENTOS PROBIÓTICOS

El Probiótico es un microorganismo con unas características muy concretas, recubre tu tracto digestivo y apoyan la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes y combatir las infecciones. También se les llama “bacterias amigas” o “buenas bacterias”

Referencias
    1. http://journals.plos.org/plosbiology/article?id=10.1371/journal.pbio.1002533
    2. http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0212-16112013000700009&script=sci_arttext&tlng=en
    3. Introducción a la microbiología. John L Ingraham, Catherine A. Ingraham. Editorial Reverté, S. A. 1998. ISBN – 84 – 291 – 1869 – 1 Obra completa.
    4. Funciones metaboliconutritivas de la microbiota intestinal y su modulación a través de la dieta: probióticos y prebióticos Y. Sanz, M.C. Collado, M. Haros, J. Dalmau* Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos (CSIC). Burjassot. Valencia. *Unidad de Nutrición y Metabolopatías. Hospital Infantil «La Fe». Valencia. http://www.hablemosclaros.com/Repositorio/biblioteca/b_373_Funciones_metabolicas_de_la_microbiota_intestinal.pdf
    5. Domingo Marquina y Antonio Santos Dpto. de Microbiología III, Facultad de Biología Universidad Complutense. 28040-Madrid. http://crinoidea.semicrobiologia.org/pdf/actualidad/SEM32_24.pdf
    6. Bengmark. S. 2000. Bacteria for Optimal Health. Nutrition. 16:611-615
    7. McFarland, L.V. 1999 Biotherapeutic agents for Clostridium difficile-associated disease, p. 159-193. In G. W. Elmer, L. MaFarland, and C Surawicz (ed.), Biotherapeutic agents and infectious diseases. Humana Press Inc., Totowa, N.J
    8. Perdigon, G., S. Alvarez, M.E. Nader de Macias, M.E. Roux, and A.P. de Ruiz Holgado. 1990. The oral administration of lactic bacteria increases the mucosal intestinal immunity response to enteropathogens. J. Food Prot. 53:404-410.
    9. Roberfroid MB. 2000. Concepts and strategy of functional food science: The European perspective. Am. J. Clin Nutr. 71(suppl):1660-1664S.
    10. Rethinking Diet to Aid Human–Microbe Symbiosis. Muriel Derrien, Patrick Veiga. Published Online: October 26, 2016. https://doi.org/10.1016/j.tim.2016.09.011
    11. Probiotic effects on faecal inflammatory markers and on faecal IgA in food allergic atopic eczema/dermatitis syndrome infants. Mirva Viljanen  Mikael Kuitunen Tari Haahtela Kaisu Juntunen‐Backman Riitta Korpela Erkki Savilahti. First published: 03 February 2005 https://doi.org/10.1111/j.1399-3038.2005.00224.x Cited by: 93