11 Maneras de matar a tu microbiota

Perjudican a la microbiota los alimentos muy procesados ya que se le quita la riqueza al alimento y se queda con compuestos aislados. También son perjudiciales los azúcares, carbohidratos puros o grasas de compuestos vegetales. Estos alimentos rompen el delicado equilibrio de la microbiota porque potencian solo ciertas bacterias de los millones que hay en estos siete metros de intestinos y se desequilibra la balanza.

La microbiota se encuentra en toda la piel, o paredes, piel externa e interna, cualquier cosa que le afecte a la piel le afecta directamente y cualquier cosa que afecte a nuestra salud cerebral también le afecta. Por lo tanto nos afecta el exceso de higiene, el tabaco, la comida basura, la contaminación y el estrés, pues todos los factores que nos afectan emocionalmente afectan a la microbiota. Todos estos factores emocionales la mayoría de veces no los podemos controlar pero la alimentación si.

Antibioticos

Exceso de antibióticos

Los antibióticos son los enemigos número 1 de nuestra microbiota. El impacto de algunos antibióticos puede permanecer en la sangre bastante tiempo (1). Los antibióticos y la resistencia a estos on un problema real para la medicina en el sXXI.

Azúcar

Azúcar

El azúcar es una sustancia tan adictiva como las drogas. Cuando consumimos azúcar (sacarosa) el sistema inmunológico se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los gérmenes, virus y bacterias nocivas (2).

Alimentos ultraprocesados

Alimentos procesados

Los alimentos que tienen más de dos ingredientes pero que al procesarse aporta menos nutrientes. Los refrescos, las patatas fritas no caseras, los endulzantes como el aspartamo, sacarina y sucralosa, rompen el equilibrio de la microbiota (3).

Gluten

Gluten

No es necesario ser celíaco para que el gluten pueda causar inflamación en tu intestino (4). Gran parte de la población podría estar maltratando su microbiota por un exceso de alimentos con gluten.

Estrés

Estrés emocional

El estrés está relacionado con el sistema digestivo ya que al estómago se le llama el segundo cerebro. La conexión intestino-cerebro parecen influir en la patogénesis de una serie de trastornos en los que está implicada la inflamación como la depresión, estrés o autismo (5).

Medicamentos

Medicamentos

Los medicamentos dañan la microbiota porque matan algunas de las cepas que existen por lo que se desequilibra la flora y puede desencadenar varios problemas (6). Intenta tomar probióticos y prebióticos para mantener tu microbiota sana y protegerla.

Alcohol

Alcohol

El alcohol en general, excepto el vino tinto (7), provoca serios daños a la microbiota en exceso, provoca lesión tisular y disfunción orgánica que se puede complicar y llevar a la enfermedad hepática alcohólica (8).

Vida sedentaria

El ejercicio modifica la microbiota a bien haciendo que se produzcan efectos positivos (9). Esto es más efectivo cuando somos jóvenes que a la edad adulta (10). El ejercicio y los extremos dietéticos asociados influyen en la diversidad microbiana intestinal (11).

Exceso de higiene

Higiene corporal en exceso

Los avances del estilo de vida moderno pueden estar agotando microbios específicos que mejoran la inmunidad contra los patógenos. Si nos duchamos cada día con jabones que contienen químicos corremos el riesgo de padecer enfermedades infecciosas (12).

Tabaco

Tabaco

Dejar de fumar provoca cambio positivos en la composición microbiana con un aumento de Firmicutes y Actinobacteria y Bacteroidetes y Proteobacteria en el nivel de phylum. Después de dejar de fumar aumenta la diversidad microbiana (13).

Insomnio, falta de horas de sueño

Falta de horas de sueño

En los mamíferos, muchos de los procesos fisiológicos, metabólicos y conductuales están muy ligados a los ritmos circadianos, adaptándose a la luz cambiante en el ambiente. Dormir poco y mal altera la microbiota (14).

Referencias
  1. Jernberg C, Löfmark S, Edlund C, Jansson J. Long-term impacts of antibiotic exposure on the human intestinal microbiota. Microbiology 156(11):3216-3223 doi:10.1099/mic.0.040618-0
  2. Frazier TH, DiBaise JK, McClain CJ. Gut microbiota, intestinal permeability,
    obesity-induced inflammation, and liver injury. JPEN J Parenter Enteral Nutr.
    2011 Sep;35(5 Suppl):14S-20S. doi: 10.1177/0148607111413772. Epub 2011 Aug 1.
    Review. PubMed PMID: 21807932.
  3. Health Risks of Genetically Modified Foods. Artemis Dona Ioannis S. Arvanitoyannis. Pages 164-175 | Published online: 06 Nov 2008. https://doi.org/10.1080/10408390701855993
  4. Mansueto P, Seidita A, DAlcamo A, Carroccio A. Non-celiac gluten sensitivity: literature review. J Am Coll Nutr. 2014;33(1):39-54. doi:10.1080/07315724.2014.869996. Review. PubMed PMID: 24533607.
  5. http://jpp.krakow.pl/journal/archive/12_11/pdf/591_12_11_article.pdf
  6. J Gregory Caporaso, Christian L Lauber, Elizabeth K Costello, Donna Berg-Lyons, Antonio Gonzalez, Jesse Stombaugh, Dan Knights, Pawel Gajer, Jacques Ravel, Noah Fierer, Jeffrey, Gordon and Rob Knight. Moving pictures of the human microbiome. https://doi.org/10.1186/gb-2011-12-5-r50.
  7. Queipo-Ortuño MI, Boto-Ordóñez M, Murri M, Gomez-Zumaquero JM, Clemente-Postigo M, Estruch R, Cardona Diaz F, Andrés-Lacueva C, Tinahones FJ. Influence of red wine polyphenols and ethanol on the gut microbiota ecology and biochemical biomarkers. Am J Clin Nutr. 2012 Jun;95(6):1323-34. doi:10.3945/ajcn.111.027847. Epub 2012 May 2. PubMed PMID: 22552027.
  8. Ece A. Mutlu,1,* Patrick M. Gillevet,3,* Huzefa Rangwala,3,4 Masoumeh Sikaroodi,3 Ammar Naqvi,3 Phillip A. Engen,1 Mary Kwasny,2 Cynthia K. Lau,1 and Ali Keshavarzian. Colonic microbiome is altered in alcoholism. 2012 May 1; 302(9): G966–G978. Published online 2012 Jan 12. doi:  10.1152/ajpgi.00380.2011. PMCID: PMC3362077. PMID: 22241860.
  9. Vincenzo Monda,1 Ines Villano,1 Antonietta Messina,1 Anna Valenzano,2 Teresa Esposito,1 Fiorenzo Moscatelli,2 Andrea Viggiano,3 Giuseppe Cibelli,2 Sergio Chieffi,1 Marcellino Monda,1 and Giovanni Messina1,2. Exercise Modifies the Gut Microbiota with Positive Health Effects. Oxidative Medicine and Cellular Longevity. Volume 2017, Article ID 3831972, 8 pages. https://doi.org/10.1155/2017/3831972
  10. Agnieszka Mika, Will Van Treuren, Antonio González, Jonathan J. Herrera, Rob Knight, Monika Fleshner. Exercise Is More Effective at Altering Gut Microbial Composition and Producing Stable Changes in Lean Mass in Juvenile versus Adult Male F344 Rats. Published: May 27, 2015. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0125889.
  11. Clarke SF, Murphy EF, OSullivan O, Lucey AJ, Humphreys M, Hogan A, Hayes P,
    OReilly M, Jeffery IB, Wood-Martin R, Kerins DM, Quigley E, Ross RP, OToole PW,
    Molloy MG, Falvey E, Shanahan F, Cotter PD. Exercise and associated dietary
    extremes impact on gut microbial diversity. Gut. 2014 Dec;63(12):1913-20. doi:
    10.1136/gutjnl-2013-306541. Epub 2014 Jun 9. PubMed PMID: 25021423.
  12. Arya Khosravi. Sarkis K Mazmanian. Disruption of the gut microbiome as a risk factor for microbial infections. Volume 16, Issue 2, April 2013, Pages 221-227. https://doi.org/10.1016/j.mib.2013.03.009
  13. Luc Biedermann, Jonas Zeitz, Jessica Mwinyi, Eveline Sutter-Minder, Ateequr Rehman, Stephan J. Ott, Claudia Steurer-Stey, Anja Frei, Pascal Frei,  Michael Scharl, Martin J. Loessner, Stephan R. Vavricka, Michael Fried, 1 Stefan Schreiber, 5,Markus Schuppler, and Gerhard Rogler. Smoking Cessation Induces Profound Changes in the Composition of the Intestinal Microbiota in Humans. PLoS One. 2013; 8(3): e59260.Published online 2013 Mar 14. doi:  10.1371/journal.pone.0059260.
  14. Liang X, Bushman FD, FitzGerald GA. Rhythmicity of the intestinal microbiota
    is regulated by gender and the host circadian clock. Proc Natl Acad Sci U S A.
    2015 Aug 18;112(33):10479-84. doi: 10.1073/pnas.1501305112. Epub 2015 Aug 3.
    PubMed PMID: 26240359; PubMed Central PMCID: PMC4547234.