10 Beneficios de los probióticos que mejorarán tu vida

Beneficios de los probioticos

La lista de beneficios de los probióticos es interminable pues como ya hemos mencionado, mantener una microbiota sana con su ayuda es mejorar la composición de nuestra microbiota intestinal, mejorar nuestras digestiones, potenciar nuestra inmunidad mediante la secreción, producir vitamina B12 butirato y vitamina K2 o crear enzimas que destruyen bacterias dañinas.

Por eso, a continuación te mostraré una guía de beneficios de probióticos naturales para adultos, bebés y niños más estudiados y probados en el campo de la ciencia.

Probióticos para el sistema digestivo

Se puede decir que la prevención de las enfermedades gastrointestinales, es el beneficio estrella de los probióticos. Comiendo alimentos ricos en probióticos o tomando suplementos puedes prevenir y tratar las enfermedades del tracto digestivo y contra las enfermedades inflamatorias del intestino, incluida la colitis ulcerosa (3) y la enfermedad de Crohn (2).

Hay muchos estudios que evidencian que los probióticos son buenos para luchar contra varios tipos de diarrea, incluida la diarrea asociada a antibióticos (4), la diarrea aguda (5) y la diarrea del viajero (6). También pueden tratar la reservoritis, un efecto secundario de la operación de extirpación de intestino grueso y recto.

Helicobacter Pylori

Los probióticos también ayudan a erradicar la Helicobacter pylori (7), una bacteria que padece el 70-90% de la población en los países en desarrollo y en el 25-50% en los países desarrollados. Los efectos secundarios gastrointestinales asociados con antibióticos como diarrea, náuseas, vómitos, hinchazón y dolor abdominal pueden representar un inconveniente a la hora de tratar el Helicobacter pylori por eso los probióticos pueden ser un gran aliado.

Ayuda a restaurar la microbiota destrozada por los antibióticos

La ingesta en exceso antibióticos, su uso indebido y la falta de diversidad están provocando que se produzca resistencia a los antibióticos. La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha anunciado que esta es una de las mayores amenazas para la seguridad alimentaria y de la salud de los últimos tiempos (8). El consumo prolongado de antibióticos provoca diarrea, un aumento del número de las deposiciones, que suelen ser líquidas, abundantes, numerosas y en casos graves, con sangre. Se acompañan a veces de mal estado general, dolor abdominal y fiebre.

Los antibióticos dañan la microbiota provocando diarrea

En los casos más leves, es decir normalmente, la diarrea desaparece pero queda una microbiota pobre y débil. En los casos más graves y más prolongados puede dar lugar a deshidratación, disminución de la tensión arterial, perforación del intestino o muy raramente megacolon tóxico (dilatación masiva del intestino grueso con fallo del organismo por diseminación de la infección, que obliga a una intervención quirúrgica).

Los probióticos pueden ayudar a reconstruir la microbiota y devolverle al intestino la diversidad bacteriana que matan los antibióticos. Los alimentos probióticos y los suplementos pueden hacer que aumente la efectividad de los antibióticos y prevenir la resistencia (9)(10).

Mejora el sistema inmune y reduce la inflamación

Los probióticos y prebióticos cuando se usan a la vez se los conoce como simbióticos (11). Están en constante investigación debido a las propiedades que parecen tener respecto al sistema inmune. Las bifidobacterias fortalecen las células dendríticas, las células epiteliales, las células T reguladoras, los linfocitos, las natural killer, las células B y tienen efectos antiinflamatorios (12). Son tan beneficiosos para el sistema inmune (13) porque, como ya sabemos, la inflamación crónica es la raíz de muchas enfermedades, y los probióticos ejercen un efecto antiinflamatorio en el intestino, que es donde se encuentra el 80 por ciento del sistema inmune.

Con la edad normalmente ocurren alteraciones en el sistema inmune (14); estas modificaciones se conocen como “inmunosenescencia”. Es un fenómeno que provoca una baja capacidad para producir inmunoglobulinas contra patógenos pero también un estado de inflamación crónico que está relacionado con la mayoría de los problemas de salud relacionados con la edad, como la demencia, el Alzheimer o la aterosclerosis. Esta inflamación podría hacer que la persona sea más sensible a los microbios intestinales, ya que los cambios en la composición de la microbiota intestinal están relacionados con la progresión de las enfermedades y la fragilidad en la población anciana.

Probióticos para bebés

Los bebés que nacen prematuros (15) o los que nacen con poco peso tienen más posibilidades de padecer, enterocolitis necrotizante o sepsis neonatal. Los estudios afirman que si la madre toma probióticos durante el embarazo y la lactancia el bebé tendrá una probabilidad bastante menor de desarrollar enterocolitis necrotizante, sepsis o incluso la muerte en bebés prematuros.

Probioticos para bebes

La sepsis es bastante más común en los países en desarrollo y se ha estudiado (16) recientemente que se podría prevenir si la madre tomara probióticos y prebióticos, un simbiótico que contiene el probiótico cepa L. plantarum, como preventivo, durante el embarazo y en la lactancia.

Protege la piel

Como puedes ver en el apartado de Probióticos y microbiota la piel también tiene bacterias “buenas” y se ha demostrado (17) (18) que los probióticos tiene muchos beneficios sobre la piel sobre todo en los niños. Los suplementos probióticos pueden ser muy efectivos en la prevención de la dermatitis atópica pediátrica y el eccema infantil.

Los probioticos son beneficiosos para la piél

Los probióticos y en especial la cepa L.casei puede reducir la inflamación (19) de la piel cuando estas bacterias están en equilibrio en el intestino. De hecho, las investigaciones sugieren (20) que tener un entorno intestinal equilibrado tiene beneficios para la piel humana tanto sana como enferma, puede ayudar a combatir la dermatitis atópica, la psoriasis o el acné.

Coadyuvante en los tratamientos de enfermedades mentales

Al intestino se le llama el “segundo cerebro” porque alberga al sistema nervioso entérico. Está separado del sistema nervioso central y está formado por dos capas delgadas con más de 100 millones de células nerviosas, más que la médula espinal. Estas células se alinean en el tracto gastrointestinal, controlando el flujo sanguíneo y las secreciones para ayudar al tracto gastrointestinal a digerir los alimentos. De aquí la importancia de la conexión intestino-cerebro.

Intestino cerebro

La conexión intestino-cerebro parece influir (21) en la patogénesis de una serie de trastornos en los que está implicada la inflamación, como la depresión (22), los trastornos del espectro autista, el trastorno de hipersensibilidad por déficit de atención, la esclerosis múltiple o la obesidad.

Existen estudios que afirman (23) que los probióticos y la alteración de la calidad de las bacterias intestinales pueden ayudar a paliar algunos síntomas del autismo, como los problemas digestivos que padecen y aplacar los comportamientos anormales en el autismo. Son capaces de mejorar la escala ADOS, un sistema de evaluación de diagnóstico para personas con autismo, por eso se está estudiando (24) si son capaces de mejorar los déficits centrales del trastorno, el desarrollo cognitivo y del lenguaje y la función y conectividad del cerebro.

Reduce los síntomas de las intolerancias alimentarias

Las alergias y las intolerancias alimentarias son más propensos a desarrollarlas (25), en parte, las personas que durante los dos primeros años de vida tienen una microbiota pobre. Los probióticos pueden ayudar a prevenir las intolerancias alimentarias y reducir los síntomas de las alergias a los alimentos porque pueden reducir la inflamación crónica en el intestino y regular la respuesta inmune, tanto en adultos como en niños (26).

Intolerancias alimentarias

Tomar una mezcla que contenga Propionibacteria y la bacteria Lactobacillus acidophilus puede acelerar la desaparición de las manifestaciones alérgicas a los alimentos. Un estudio realizado con bebés (26) con alergia a la leche de vaca y eczema atópico se les administró una fórmula de suero de leche ampliamente hidrolizada complementada con la cepa progenitora de L. rhamnosus y se observó que la suplementación con probióticos dio como resultado una mejora significativa de los síntomas clínicos y el alivio de la inflamación intestinal asociada con la alergia a los alimentos.

Reduce la presión arterial

Los probióticos ayudan a disminuir la presión sanguínea mejorando los perfiles lipídicos (27), reduciendo el colesterol y triglicéridos. Los probióticos pueden reducir la resistencia a la insulina, regular los niveles de renina que es una proteína y enzima secretada por los riñones para bajar la presión sanguínea, y activar antioxidantes. No tiene efectos secundarios en los hipertensos.

Los probióticos ayudan a disminuir la presión sanguínea, colesterol y triglicéridos

Produce efectos más visibles en la personas que tienen la presión arterial alta (28) y mejora cuando la persona afectada toma múltiples cepas probióticas durante al menos ocho semanas o más en suplementos que contengan 100 mil millones o más de unidades formadoras de colonias (29).

Mejora la enfermedad de hígado graso

Los probióticos pueden mejorar la enfermedad de hígado graso no alcohólico, una enfermedad que afecta entre 80 y 100 millones de personas solo en los EE. UU. Esta enfermedad se caracteriza por acumular grasa en el hígado y puede incluso provocar la cirrosis, insuficiencia hepática o muerte.

Probioticos higado graso

Los probióticos pueden mejorar (30) algunos de los síntomas de la enfermedad de hígado graso. Modulando y manteniendo el equilibrio en la microbiota se pueden paliar algunos de los efectos más importantes de la enfermedad.

Ayuda reducir la diabetes

Los probióticos pueden ser buenos como tratamiento alternativo para reducir y tratar la diabetes. La personas que toman yogures, kéfir o cualquiera de los alimentos ricos en probióticos tienen menos riesgo de padecer y desarrollar diabetes que las personas que no los toman (31).

Beneficios de los probióticos para diabeticos

Los probióticos benefician a los diabéticos al mejorar la sensibilidad a la insulina y disminuir la respuesta autoinmune que provoca la diabetes (33). La combinación de probióticos y prebióticos o simbióticos ayudan a controlar el azúcar en sangre de las personas con diabetes, sobretodo cuando los niveles ya se han descontrolado (33).

ALIMENTOS PROBIÓTICOS

El Probiótico es un microorganismo con unas características muy concretas, recubre tu tracto digestivo y apoyan la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes y combatir las infecciones. También se les llama bacterias amigas o buenas bacterias

PROBIÓTICOS

Probiótico es un microorganismo con unas características muy concretas, recubren tu tracto digestivo y apoyan la capacidad de tu cuerpo para absorber nutrientes y combatir las infecciones.

11 ENEMIGOS DE LA MICROBIOTA

Perjudican a la microbiota los alimentos muy procesados ya que se le quita la riqueza al alimento y se queda con compuestos aislados, los azúcares, carbohidratos puros, grasas de compuestos vegetales.

Referencias
  1. Probiotic-based strategies for therapeutic and prophylactic use against multiple gastrointestinal diseases. Natallia V. Varankovich, Michael T. Nickerson, and Darren R. Korber. Front Microbiol. 2015; 6: 685. Published online 2015 Jul 14. doi:  10.3389/fmicb.2015.00685. PMCID: PMC4500982. PMID: 26236287
  2. Ritchie ML, Romanuk TN. A meta-analysis of probiotic efficacy for
    gastrointestinal diseases. PLoS One. 2012;7(4):e34938. doi:
    10.1371/journal.pone.0034938. Epub 2012 Apr 18. PubMed PMID: 22529959; PubMed. Central PMCID: PMC3329544.
  3. Remission induction and maintenance effect of probiotics on ulcerative colitis: A meta-analysis. Li-Xuan Sang, Bing Chang, Wen-Liang Zhang, Xiao-Mei Wu, Xiao-Hang Li, and Min Jiang. World J Gastroenterol. 2010 Apr 21; 16(15): 1908–1915. Published online 2010 Apr 21. doi:  10.3748/wjg.v16.i15.1908. PMCID: PMC2856834. PMID: 20397271
  4. Meta‐analysis: probiotics in antibiotic‐associated diarrhoea.E. J. Videlock  F. Cremonini. First published: 24 April 2012. https://doi.org/10.1111/j.1365-2036.2012.05104.x
  5. Efficacy of probiotics in prevention of acute diarrhoea: a meta-analysis of masked, randomised, placebo-controlled trials. Dr Sunil Sazawal MD. Girish Hiremath MD. Usha Dhingra MCA. Pooja Malik MD. Saikat Deb PhD. Prof Robert EBlack MD. Volume 6, Issue 6, June 2006, Pages 374-382. https://doi.org/10.1016/S1473-3099(06)70495-9.
  6. Meta-analysis of probiotics for the prevention of travelers diarrhea. Lynne V.McFarland. Volume 5, Issue 2, March 2007, Pages 97-105. https://doi.org/10.1016/j.tmaid.2005.10.003.
  7. Meta‐analysis: the effect of supplementation with probiotics on eradication rates and adverse events during Helicobacter pylori eradication therapy. J. L. TONG  Z. H. RAN J. SHEN C. X. ZHANG S. D. XIAO. First published: 31 October 2006 https://doi.org/10.1111/j.1365-2036.2006.03179.x Cited by: 107.
  8. http://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/antibiotic-resistance
  9. Antibiotic resistance in non-enterococcal lactic acid bacteria and bifidobacteria.Mohammed Salim Ammor. Ana Belén Flórez,Baltasar Mayo. Volume 24, Issue 6, September 2007, Pages 559-570. https://doi.org/10.1016/j.fm.2006.11.001.
  10. Probiotics to Prevent the Need For, and Augment the Use Of, Antibiotics. Gregor Reid, BSc (Hons) PhD MBA. 2006 Sep-Oct; 17(5): 291–295. PMCID: PMC2095085. PMID: 18382642
  11. Prebiotics, probiotics, synbiotics, and the immune system: experimental data and clinical evidence. Frei, Remoa,b; Akdis, Mübeccela; O’Mahony, Liama. Current Opinion in Gastroenterology: March 2015 Volume 31 Issue 2 p 153–158. doi: 10.1097/MOG.0000000000000151. NUTRITION: Edited by Eamonn M.M. Quigley
  12. Probiotics and immunity: provisional role for personalized diets and disease prevention. Bubnov, R.V., Spivak, M.Y., Lazarenko, L.M. et al. EPMA Journal (2015) 6: 14. https://doi.org/10.1186/s13167-015-0036-0
  13. Enhancement of natural immune function by dietary consumption of Bifidobacterium lactis (HN019). K Arunachalam, HS Gill RK Chandra. 2000/02/24/online 54- 263 Macmillan Publishers Limited http://dx.doi.org/10.1038/sj.ejcn.160093- 10.1038/sj.ejcn.1600938 Original Communication
  14. Understanding gut microbiota in elderlys health will enable intervention through probiotics.  G. Pérez Martínez, C. Bäuerl, M.C. Collado. Beneficial Microbes: 5 (3) Pages: 235 246. https://doi.org/10.3920/BM2013.0079.
  15. Effects of Probiotics on Necrotizing Enterocolitis, Sepsis, Intraventricular Hemorrhage, Mortality, Length of Hospital Stay, and Weight Gain in Very Preterm Infants: A Meta-Analysis. Jing Sun,  Gayatri Marwah, Matthew Westgarth, Nicholas Buys, David Ellwood, Peter H Gray. Advances in Nutrition, Volume 8, Issue 5, 1 September 2017, Pages 749–763, https://doi.org/10.3945/an.116.014605. Published: 07 September 2017.
  16. A randomized synbiotic trial to prevent sepsis among infants in rural India. Pinaki Panigrahi, Sailajanandan Parida, Nimai C. Nanda, Radhanath Satpathy, Lingaraj Pradhan, Dinesh S. Chandel, Lorena Baccaglini, Arjit Mohapatra, Subhranshu S. Mohapatra, Pravas R. Misra, Rama Chaudhry, Hegang H. Chen, Judith A. Johnson, J. Glenn Morris, Nigel Paneth Ira H. Gewolb. Macmillan Publishers Limited, part of Springer Nature. All rights reserved. http://dx.doi.org/10.1038/nature23480. 10.1038/nature23480. https://www.nature.com/articles/nature23480#supplementary-information.
  17. Meta-analysis of clinical trials of probiotics for prevention and treatment of pediatric atopic dermatitis. Joohee Lee, David Seto, Leonard Bielory. Journal of Allergy and Clinical Immunology. Volume 121, Issue 1, January 2008, Pages 116-121.e11.https://doi.org/10.1016/j.jaci.2007.10.043.
  18. Probiotics Supplementation During Pregnancy or Infancy for the Prevention of Atopic Dermatitis: A Meta-analysis. Pelucchi, Claudio; Chatenoud, Liliane; Turati, Federica; Galeone, Carlotta; Moja, Lorenzo; Bach, Jean-François; La Vecchia, Carlo. Epidemiology: May 2012 Volume 23 Issue 3 p 402–414. doi: 10.1097/EDE.0b013e31824d5da2.
  19. Lactobacilluscasei reduces CD8+ T cell‐mediated skin inflammation. Ludivine Chapat,  Karine Chemin, Bertrand Dubois, Raphaëlle Bourdet‐Sicard, Dominique Kaiserlian. First published: 05 August 2004. https://doi.org/10.1002/eji.200425139
  20. Pre- and Probiotics for Human Skin. JeanKrutmann. Clinics in Plastic Surgery. Volume 39, Issue 1, January 2012, Pages 59-64. https://doi.org/10.1016/j.cps.2011.09.009.
  21. Psychobiotics: A Novel Class of Psychotropic. Timothy G.Dinan, Catherine Stanton, John F.Cryan. Biological Psychiatry. Volume 74, Issue 10, 15 November 2013, Pages 720-726. https://doi.org/10.1016/j.biopsych.2013.05.001.
  22. Effect of Probiotics on Depression: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Ruixue Huang, Ke Wang and Jianan Hu. Received: 1 June 2016 / Accepted: 3 August 2016 / Published: 6 August 2016. Open Access. Nutrients 2016, 8(8), 483; doi:10.3390/nu8080483
  23. Altered brain‐gut axis in autism: Comorbidity or causative mechanisms?Emeran A. Mayer  David Padua, Kirsten Tillisch. First published: 22 August 2014 https://doi.org/10.1002/bies.201400075 Cited by: 64.
  24. Gut to brain interaction in Autism Spectrum Disorders: a randomized controlled trial on the role of probiotics on clinical, biochemical and neurophysiological parameters. Elisa SantocchiEmail author, Letizia Guiducci, Francesca Fulceri, Lucia Billeci, Emma Buzzigoli, Fabio Apicella, Sara Calderoni, Enzo Grossi, Maria Aurora Morales and Filippo Muratori. BMC PsychiatryBMC series – open, inclusive and trusted201616:183.https://doi.org/10.1186/s12888-016-0887-5©  The Author(s). 2016. Received: 3 May 2016Accepted: 26 May 2016Published: 4 June 2016
  25. Allergy development and the intestinal microflora during the first year of life. Beng tBjörkstén, PhD, Epp Sepp, PhD, Kaja Julge, PhD, Tiia Voor, Marika Mikelsaar, PhD. Journal of Allergy and Clinical Immunology. Volume 108, Issue 4, October 2001, Pages 516-520. https://doi.org/10.1067/mai.2001.118130
  26. Majamaa H, Isolauri E. Probiotics: a novel approach in the management of food
    allergy. J Allergy Clin Immunol. 1997 Feb;99(2):179-85. PubMed PMID: 9042042.
  27. The Improvement of Hypertension by Probiotics: Effects on Cholesterol, Diabetes, Renin, and Phytoestrogens. Huey-Shi Lye, Chiu-Yin Kuan, Joo-Ann Ewe, Wai-Yee Fung and Min-Tze Liong. Received: 28 June 2009; in revised form: 30 July 2009 / Accepted: 10 August 2009 / Published: 27 August 2009.
  28. Effect of Probiotics on Blood Pressure. Saman Khalesi, Jing Sun, Nicholas Buys, Rohan Jayasinghe. https://doi.org/10.1161/HYPERTENSIONAHA.114.03469
  29. Hypertension. 2014;64:897-903. Originally published July 21, 2014.
  30. Effects of probiotics on nonalcoholic fatty liver disease: A meta-analysis. Yan-Yan Ma, Lin Li, Chao-Hui Yu, Zhe Shen, Li-Hua Chen, and You-Ming Li. World J Gastroenterol. 2013 Oct 28; 19(40): 6911–6918. PMCID: PMC3812493. PMID: 24187469. Published online 2013 Oct 28. doi:  10.3748/wjg.v19.i40.6911.
  31. Dairy consumption and risk of type 2 diabetes: 3 cohorts of US adults and an updated meta-analysis. Mu Chen, Qi Sun, Edward Giovannucci, Dariush Mozaffarian, JoAnn E Manson, Walter C Willett and Frank B Hu. Received: 13 August 2014. Accepted: 15 October 2014. Published: 25 November 2014. https://doi.org/10.1186/s12916-014-0215-1.
  32. Gomes AC, Bueno AA, de Souza RG, Mota JF. Gut microbiota, probiotics and
    diabetes. Nutr J. 2014 Jun 17;13:60. doi: 10.1186/1475-2891-13-60. Review. PubMed. PMID: 24939063; PubMed Central PMCID: PMC4078018.
  33. Effect of probiotics and synbiotics on blood glucose: a systematic review and meta-analysis of controlled trials. Elham Nikbakht, Saman Khalesi,Indu Singh, Lauren Therese Williams, Nicholas P. WestNatalie Colson. February 2018, Volume 57, Issue 1, pp 95–106.