Como hacer probióticos y prebióticos en casa

Es muy sencillo empezar a hacer tu própios probióticos en casa. Si quieres empezar por los más básicos tan solo necesitas un bote de cristal, agua verdura y sal. Así de fácil y barato. Si necesitas empezar a cuidarte y proporcionar probióticos a tu microbiota esta es la manera más económica y sencilla.

Puedes hacer todo tipo de próbióticos en casa, desde yogures a verduras fermentadas pasando por el kéfir. Para hacer probióticos kefirados de leche o sodas caseras en casa debes hacerte con los gránulos o nódulos de kéfir. ¿Dónde puedes conseguir los gránulos de kéfir? Normalmente el kéfir no se compra, es gratuito. Se reproduce con muchísima facilidad por eso se comparte pero si no conoces a nadie que elabore o en tu herbolario de confianza tampoco tienen ningún contacto, puedes comprar los nódulos de kéfir online.

Como hacer probioticos en casa

Los gránulos se pueden guardar sin usar hasta 6 meses, para ello debes enjuagar los nódulos, dejar secar durante 5 días sobre un papel de horno y guardar en una bolsa de frasco hermético. Verás que ya están secos cuando veas que parecen cristalizados y ya no están nada pegajosos. Para fermentar de nuevo, simplemente ponlos en agua del tiempo, así volverán a su consistencia blandita y gelatinosa.

Para hacer una bebida probiótica fermentada de kombucha debes conseguir la madre o SCOBY de la Kombucha es una torta gelatinosa que flota, resbaladiza y con trozos que le cuelgan. La madre de Kombucha normalmente se consigue a través de alguien que te la regale, sin embargo, si no conoces a nadie, se puede comprar en varios sitios en internet y en tiendas de productos naturales por encargo. Protege el té en fermentación del aire y ayuda a mantener un entorno muy específico dentro de la jarra.